lunes, 14 de abril de 2014

RECOMENDACIÓN 2: EDIPO ALCALDE



EDIPO ALCALDE


Jorge Perugorría, Ángela Molina y Francisco Rabal encabezan la lista de los protagonistas del film, pero lo que nos llama aquí la atención es el guionista: Gabriel García Márquez. El guión podría ser estudiado como otra de sus obras literarias donde une muchos de los temas que aparecen en sus libros.





Por el título de la película no es difícil imaginar que se trata de una adaptación de la tragedia de Sófocles, Edipo rey. Se traslada el escenario desde la Tebas de la Edad Heroica a la Colombia de 1996, pero se mantienen los personajes de la tragedia. Edipo, Creonte, Yocasta y Tiresias nos acompañan en el desarrollo de la tragedia.




García Márquez consigue trasladar la tragedia escrita por Sófocles hace más de 2000 años a la actualidad de la misma manera que lo hizo Pasolini con la Orestiada en su film Apuntes para una Orestiada Africana.



            En Edipo alcalde podemos ver unidos los temas que siempre han interesado a García Márquez: Las pestes (Cien años de soledad, El amor en los tiempos del cólera), la violencia colombiana (El coronel no tiene quien le escriba, La mala hora), el destino y la tragedia griega, especialmente Edipo rey (Crónica de una muerte anunciada). La peste y la violencia colombiana por el conflicto entre liberales y conservadores aparecen en la película unidos ya que el autor considera a esta como una peste: Durante muchos años pensé que la violencia política en Colombia tenía la misma metafísica que una peste1.



García Márquez nos muestra un Edipo actualizado y con una interpretación libre del texto de Sófocles, pero manteniendo en todo momento la esencia de la tragedia y el carácter de Edipo en su continua búsqueda de una verdad que le perjudica a pesar de las recomendaciones de quienes les rodean.


            Al igual que en la tragedia, Edipo tiene el propósito de terminar con la peste que afecta a la ciudad, en este caso la peste es la violencia. El conflicto no tendrá fin hasta que no se encuentre al asesino de Layo. A pesar de las constantes advertencias de Yocasta, Creonte y el adivino Tiresias para que cese en su búsqueda, Edipo quiere conocer una verdad que se volverá en su contra, elemento visible tanto en la tragedia como en el film. La peste, o violencia es un castigo divino que es impuesto a causa del asesinato sin resolver y que es inevitable.

A pesar de las evidentes diferencias entre la tragedia de Sófocles y la actual cinta, no sólo en el espacio y tiempo, sino también en cuanto al argumento, la película mantiene el espíritu de la tragedia y está llena de elementos que nos recuerdan a la obra de Sófocles, desde la cojera de Edipo hasta el tiroteo en la encrucijada. García Márquez sabe actualizar todos los elementos que aparecen en la tragedia y logra conseguir que nos emocionemos tanto como lo harían los griegos de la Atenas del siglo V a. C.  







1-García Márquez, Gabriel. Notas de prensa 1980-84. Madrid: Mondadori España, S.A., 1991

No hay comentarios:

Publicar un comentario