miércoles, 12 de noviembre de 2014

RECOMENDACIÓN 9: EL MÉDICO


EL MÉDICO 







Una de mis pasiones  o “vicios” es la lectura.  Me encanta la ficción realista, las novelas históricas o los libros sobre biografías. Comencé a comprar libros cuando era menor de edad y en cada ciudad en la que he residido siempre me hago el carnet de la biblioteca pública. 

Si hay un escritor en prosa que me encanta es el estadounidense Noah Gordon. Tengo todos los libros que ha publicado. Comencé con el Rabino (1965), me captó y devoré el libro en apenas unos días. Después le siguieron “El comité de la muerte”, “El diamante de Jerusalén”, “El médico”, “Chamán”, “La doctora Cole”, “El último judío” o “La bodega”. 


El pasado año estrenó la película “El médico” y sobre ella voy a comentar lo que me pareció. Pero si me lo permitís en primer lugar comentaré algo del libro para poneros en antecedentes.


“El Médico” es una novela inolvidable que te engancha desde la primera página. Tiene una riqueza de detalles que se echan en falta en la película. La historia que nos narra es apasionante desde el inicio y nos sumerge a la vida y andaduras de Rob Cole, un chico inglés del siglo XI, que tras morir su madre de una enfermedad (hoy apendicitis) decide hacerse médico. Este chico, humilde,  recorrerá medio mundo hasta llegar a la lejana Persia. Su intención es estudiar en la escuela de medicina del sabio Ibn Sina. Rob inicia su camino convirtiéndose en el ayudante de un  barbero- sacamuelas. Aprenderá las costumbres judías, los distintos idiomas  y sufrirá tensiones en la Madrasa  (escuela medicina) o los encontronazos con  el Sha de Persia. Además el chico descubre que tiene el don de saber si alguien va a morir sólo con tocarle.


En cuanto a la película de 2013, sinceramente creo que si piensas ver la película no leas el libro antes, pues quedarías un poco decepcionado. Sabemos que es casi imposible plasmar toda la historia del libro en una película, pero hay partes de la novela muy interesantes que ni aparecen.  Creo que tanto el guionista (Jan Berger) como  el director (Philipp Stölzl) no supieron  adaptar, de forma sobresaliente,  la novela  de Noah Gordon al cine. La primera parte del libro casi ni asoma y deja muchos cabos sueltos sobre su andadura juvenil.


Por otra parte, visto como largometraje de aventuras, resulta un filme muy bueno, por lo que merece la pena verla.  Podemos revivir la pésima relación que había entre la religión y la ciencia. Vives el choque entre las diferentes culturas (cristiana, judía y árabe).  La fotografía es buena, el vestuario bastante real y la banda sonora acertada. Tampoco se hace larga a pesar de que dura más de dos horas, pues es muy entretenida a la vez que didáctica.


Respecto al reparto, he de comentar que Tom Payne (Rob Cole) al que no conocía,  me logró transmitir sentimientos; llevó casi todo el peso de la acción y no desentonó para nada con Ben Kingsley o con Olivier Martínez. 


Una película para entretenerse, pero alejada totalmente de la novela. Ahora, juzgad vosotros.







Águeda Conesa Alcaraz



2 comentarios:

  1. Me gusta la Gala Ciencia, muy buena página, formato moderno,
    con todo lo que tiene que ver con el arte, inquietudes, aspiraciones,comentarios de libros y pelis
    como ésta que comentas, Águeda. Yo también la vi hace poco y me impactó satisfactoriamente. Qué grandeza de escenarios... y laberinto de culturas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar