domingo, 28 de febrero de 2016

RECOMENDACIÓN 59: MEDIANOCHE EN PARÍS


Eres mía y todo París es mío 
y yo soy de este cuaderno y de este lápiz.





Para colmo, el mal tiempo. Se nos echaba encima en un solo día, al acabarse el otoño. Teníamos que cerrar las ventanas de noche por la lluvia, y el viento frío arrancaba las hojas a los árboles de la Place Contrescarpe. Las hojas se pudrían de lluvia por el suelo, y el viento arrojaba lluvias al gran autobús verde en la parada de término, y el Café des Amateurs se llenaba y el calor y el humo de dentro empañaba los cristales.


Así comienza París era una fiesta, la novela de Ernest Hemingway publicada póstumamente en 1964 donde el autor habla su vida en el París de los años veinte. Y es este relato el que sirve de base para Medianoche en París, la película de Allen de 2011 que le valió un Óscar al mejor guión y que ha resultado ser la más taquillera de Woody en Estados Unidos (para sorpresa mía).

domingo, 14 de febrero de 2016

RECOMENDACIÓN 58: ALDECOA, YOUNG SÁNCHEZ, CAMUS


Aldecoa, Young Sánchez, Camus





En 1959, Ignacio Aldecoa publica el que será su cuarto libro de cuentos, El corazón y otros frutos amargos. En él incluyó un texto que se halla ahora entre los mejores de su producción breve: Young Sánchez. Se trata, probablemente, del primer cuento sobre boxeo que presta verdadera atención a los entresijos de una vida boxística que es, al tiempo, sueño y entrenamiento, un porvenir idealizado y un presente cruel. En 1929, Francisco Ayala había dado a conocer su cuento El boxeador y un ángel, texto bellísimo, onírico y vanguardista; y contábamos ya con una primera gran novela, Doce cuerdas (1949), escrita por el padre de la crónica boxística en España: Fernando Vadillo.

domingo, 7 de febrero de 2016

RECOMENDACIÓN 57: PALMERAS EN LA NIEVE


PALMERAS EN LA NIEVE 
de Luz Gabás





Dicen que quien no conoce su pasado está condenado a repetirlo, conocerlo te brinda la posibilidad de ponerte en la misma piel, de no cometer exactamente los mismos errores que los que cometieron los que tejieron todo el hilo de tu historia.

Adriana Ugarte