domingo, 20 de marzo de 2016

RECOMENDACIÓN 62: REMANDO AL VIENTO


REMANDO AL VIENTO

(1ª parte)






¿Sabéis cual sería el mejor poema?
Aquel que diera vida a la materia por la sola fuerza de la imaginación.

Lord Byron   (guión de G. Suárez)

Como en las páginas de mi libro, he venido hasta los confines helados del Universo para encontrarme con la horrible criatura que mi imaginación concibió. Pero donde no hay sombras, los monstruos no existen. Sólo la memoria perdura más allá de los límites de la imaginación.

Mary Shelley  (guión de G. Suárez)



Cada cual tiene su filiación. El atrevimiento, como dice Savater, está en confesarla. En mi caso, los románticos ingleses; los mundos de Blake, Wordsworth, Keats, Coleridge, Shelley o Byron han estado ahí siempre y sin duda forman parte de la cadena de ADN de mi poesía. La película “Remando al viento” de Gonzalo Suárez no es una adaptación cinematográfica en el sentido en que lo es “Frankenstein, de Mary Shelley” de Kenneth Branagh. Ni siquiera es una crónica más o memos aderezada de los hechos que tienen lugar en Villa Diodati, junto al lago Ginebra, en el verano de 1816, donde tradicionalmente germinan los mitos literarios de Frankenstein y del vampiro moderno. “Remando al viento” tiene que ver con la literatura y la imaginación romántica pero también con los fantasmas del escritor, con sus obsesiones y temores, con esa zona oscura del inconsciente que se libera al escribir. También es una película sobre el fatum, el destino inexorable y la fatalidad que gravita sobre el ser humano. Gonzalo Suárez extrae el núcleo narrativo y el sustrato poético, simbólico y trágico, tanto de la novela de Mary Shelley como de los acontecimientos reales (si bien estos, seguramente, también tienen mucho de literario) y los reinterpreta para ofrecernos una de sus obras más personales. Bajo esta premisa y no otra deberíamos acercarnos a esta película.   Para la confección de las notas que siguen he utilizado el guión original escrito por Gonzalo Suárez, editado por Plot Ediciones en 1988 y que contiene escenas no rodadas o suprimidas en el montaje final. 

domingo, 13 de marzo de 2016

RECOMENDACIÓN 61: "LA LITERATURA DE EMMA COHEN" (por Daniel María)


Para la libertad:

la literatura de Emma Cohen



La trayectoria literaria de Emma Cohen se dio a conocer al gran público cuando vio la luz su primera novela, Toda la casa era una ventana, en 1983. Hasta entonces, Cohen había forjado una carrera actoral que despegó a finales de los años sesenta; había logrado en la década de los setenta su culminación y se prolongará decididamente durante los ochenta hasta que, de manera voluntaria, ralentice la actividad mientras se produce su consolidación como escritora.

Son múltiples las facetas artísticas desempeñadas por Emma Cohen desde los comienzos de su andadura profesional. Sin duda, la interpretación en cine, teatro, radio y televisión es la más popular, pero desde sus inicios, la enorme curiosidad artística de nuestra escritora la llevó a experimentar sus inquietudes a través de diversos medios: la dirección, la ilustración y el collage; la traducción, la lectura y selección de guiones; la docencia escénica, las colaboraciones periodísticas… Este bagaje multiexpresivo le ha servido como punto de partida para algunas de sus obras literarias, donde la narrativa y el teatro han colmado la mayor parte de sus publicaciones.

domingo, 6 de marzo de 2016

RECOMENDACIÓN 60: SIEMPRE ALICE


SIEMPRE ALICE



Este año es mi última oportunidad para mí.
No creo que me quede mucho tiempo para seguir siendo yo.





El libro fue escrito en 2007 por Lisa Genova (1970) y ganó en el 2008 el Premio Bronte. La escritora es especialista en Neruopsicología y Ciencias Neurológicas.